lunes, 22 de noviembre de 2010

Tarde húmeda (?

Húmeda? Já, empapada. No, me cagué mojando. En medio de la nada, "llenos de lluvia" (:p) le pregunto dónde carajo estamos. Poco me interesa, la verdad. Hablando de poco, pocas veces la pasé tan bien como hoy. Es que el lugar, el clima, el momento, poco importan, lo que vale la pena es la compañía. Me cagué de risa, corriendo esas dos cuadras, rogando que venga el remis, pasar en remis por mi casa y seguir hasta Norte para tener la coartada. Lo que no me gustó fue pagarlo, eso sí. Pero valió la pena. Lo volvería a hacer. Lo quiero hacer de vuelta, bah, si es que él también quiere.
Entonces, estamos en lo de Ale y me llama mi vieja.
_ Dónde estas y con quién?
_ Estoy en norte con los chicos mami.
_ Bueno te vamos a buscar.
_ Nonononononononono!!!
_ ...
_ No, es que la estamos pasando bien, esperá un ratito...
_ Cuándo?
_ A .. a las 7.
(mi viejo de fondo, claro cuando empieza el partido)
_ Antes.
_ Bueno un ratito antes.
_ 6 y media.
Miro el reloj, son las 6. Mierda.
_ Bueno bueno chau!
Gente, tengo que estar en media hora en Norte. Corrida en busca de un remis, pero bueno. Ya estoy en mi casa y mi culito sigue virgen.
Acabo de percatarme que no tengo la pulsera, le firmo en el muro porque tengo la lejana impresión de que no va a ver mi mensaje. No sé, no sé.
En síntesis, la pasé muy bien. Espero que él también, no sé no sé...

1 comentario:

Si no comentás, hay tabla.